Tuna Universitaria de Alcalá de Henares




Pasacalles de Alcalá de Henares

El pasacalles Alcalá de Henares fue popularizado por la Rondalla de "Cerezo y sus muchachos", siendo interpretada por primera vez el 20 de Noviembre de 1959 en el Festival Taurino a favor de la Cruz Roja.

 

La canción fué compuesta cuando la Universidad de Alcalá estaba cerrada, y es un canto nostálgico a aquellas épocas en que la ciudad estaba llena de estudiantes.

Letra

Sobre la huella de antiguos estudiantes
que en otros tiempos rondaron la ciudad
hoy se pasean las chicas elegantes, 
igual de guapas que antes, que alegran Alcalá.
En los conventos la voz de la campana
recuerda siglos de rezo y vocación
y cuando duermes, el eco de rondallas
despierta melodías que oíste con amor.

Alcalá de Henares,
de la lengua y la cultura tú eres gloria
que ilumina con su llama la memoria,
lo mejor de la española tradición.
Alcalá de Henares,
al cobijo de tu sombra quiero estar
y cerquita, muy cerquita de la virgen
que se venera en la Ermita del Val.

 

Hoy ya no hay Tunas que vendan ilusiones
ni la muralla defiende su solar
pero en las rejas que cercan tus balcones
alegres corazones se vuelven a asomar.

 Entre la hiedra que cubre tu añoranza

y entre las grietas que hieren tu dolor
sonríen mudas las piedras milenarias
pues saben que otras nuevas reviven su calor.


Música: Maestro José Cebrián

Letra: Fernando Saez de Santamaría.